fbpx Skip to content
Policiales

Asesinato del niño: Antes del crimen un vecino fue a denunciar el incidente, pero la policía no le prestó atención

Los vecinos de la pareja acusada de matar a su hijo, describieron al padrastro como “celoso, controlador y posesivo”, y que hace dos semanas alertaron una situación de maltrato que las autoridades no quisieron escuchar

La conmoción sigue en San Vicente tras el trágico asesinato del pequeño Atriel (4), cuya madre, María Milagros A. (21), y padrastro, Darío René R. (36), ambos oriundos de Oberá, están ahora bajo custodia por el horrendo crimen.

El suceso ocurrió en una de las catorce habitaciones en alquiler en el barrio ex barrio Sapo, ahora llamado Esperanza, a una cuadra del Centro Integrador Comunitario (CIC).

Asesinato del niño: Antes del crimen un vecino fue a denunciar el incidente, pero la policía no le prestó atención

La habitación, apenas una construcción sin divisiones, fue el escenario donde la brutalidad de la golpiza recibida por el niño quedó evidenciada por rastros de sangre descubiertos mediante pruebas de luminol.

La comunidad está consternada, especialmente después de que surgieran testimonios que indicaban que días antes del crimen, hubo advertencias ignoradas por las autoridades.

Aníbal Luis Da Silva, vecino cercano, confesó haber escuchado una discusión en la que el padrastro exigía que uno de los niños se bañara con agua fría por haber mojado la cama.

Da Silva intentó denunciar el incidente, pero la policía no le prestó atención, lo que él interpreta como una invitación a no intervenir.

Ahora, lamenta profundamente no haber persistido y teme por la seguridad de sus propios hijos.

Los vecinos también relatan un ambiente de control y violencia en la pareja acusada, con señales preocupantes de maltrato tanto físico como psicológico hacia la madre y los niños.

Aparentemente, la madre mostraba señales físicas de abuso, mientras que los niños rara vez salían de la casa y presentaban heridas sangrantes en la boca, presuntamente causadas por quemaduras de cigarrillos.

Asesinato del niño: Antes del crimen un vecino fue a denunciar el incidente, pero la policía no le prestó atención

Para muchos, las señales de alarma estaban presentes, pero las autoridades no actuaron.

Casimiro Cuello, propietario de los alquileres donde residía la familia, está desconcertado y horrorizado por lo sucedido.

Aunque nunca presenció directamente ningún acto de violencia, ahora se pregunta si habría señales que pasaron desapercibidas.

La comunidad exige respuestas y justicia mientras busca comprender cómo pudo ocurrir una tragedia tan atroz en su propio vecindario.

Fuente: El Territorio


Compartir con amigos o grupo de WhatsApp
¿Qué te parece esta noticia?
Me gusta
0%
Me gusta
Me encanta
0%
Me encanta
Triste
0%
Triste
Me enfada
100%
Me enfada
Me da Alegría
0%
Me da Alegría
Me asombra
0%
Me asombra
Otros han leído
Volver arriba
Buscar